Registrate para enterarte de nuestras novedades y participar de nuestro blog Registrarme

Ingresa tu dirección de correo electrónico y te enviaremos tu contraseña

ENVIAR

Novedades y eventos

Últimas novedades

Solzi: "Este plantel es el mejor grupo en el que estuve en mí vida"

Una de las mayores figuras del Futsal de la institución charló en exclusiva con el sitio oficial de USAR. Enterate cómo fueron sus comienzos en el fútbol de campo, su paso por Italia, y sus experiencias con la Selección Argentina y en nuestro primer equipo, en torneos locales y nacionales.

Martín Solzi tiene 21 años, es estudiante de periodismo, y en Futsal se desempeña en la posición de delantero y ala pivote. Empezó con el fútbol 11 y finalmente adoptó el Futsal como disciplina a desarrollar y vaya si escogió bien. A su corta edad ya cuenta con una citación a la Selección Argentina, una experiencia temporal en el fútbol italiano y varias incursiones en torneos nacionales con USAR, además de formar parte de la generación que dejó huella en la historia de la Asociación de Fútbol Rosarino gracias al tricampeonato consecutivo.

¿Como fueron tus comienzos en el club?

“Mis comienzos en el Futsal fueron en la escuelita del club, cuando tenía 3 o 4 años y los profes eran Fernando Babsia y Julio Wigñesky. Eso fue oficialmente, porque yo en realidad creo que empecé a jugar antes, ya que desde que tengo memoria me acuerdo de estar con mí papá pateando una pelota. Tuve la suerte de que él siempre estuvo interesado en enseñarme”.

A lo largo de tu carrera te formaste en varias instituciones ¿Qué experiencias has sumado?

“Mientras era chico paralelamente jugaba en cancha de 7 en la infantiles de Newell's en Malvinas. Hasta que tuve 12 años y decidí seguir con el Futsal y dejar campo. Cuando tenía 17 volví al fútbol de campo, en 2013 hice una pretemporada de dos semanas con la cuarta de Newell's en Viedma, en la cual el DT era Gustavo Raggio, que después dirigió Primera, y compartí plantel con muchos chicos que después llegaron a Primera. Fue una experiencia muy linda para mí. Después de eso estuve jugando en la fundación de Messi un año y siete meses en Colón de Santa Fe, allá vivía en la pensión del club. Estuve dos años dedicandome cien por ciento al fútbol de campo y en 2014 decidí volver al Futsal en el club. De ahí para acá viví una serie de cosas increíbles que jamás pensé que me iban a suceder”.

¿Que es lo más importante que has aprendido?

“Creo que lo más importante que aprendí con el deporte son los valores que te deja. Entender que la unión de un grupo siempre te va a dar mejores resultados que los esfuerzos individuales. No conozco algo más lindo que estar en un grupo, en el cual todos se rompen el lomo para ganarse un lugar y para dar lo mejor por un escudo. Y este plantel de USAR es el mejor grupo en el que estuve en mí vida”.

“También quiero destacar las experiencias que he tenido la oportunidad de vivir y por las cuales me considero un afortunado. Tuve la posibilidad de estar citado a la Selección, algo sin precedentes para jugadores del interior y de la ciudad, estuve concentrando algunos días en el predio de AFA en Ezeiza, y viaje a Brasil durante dos semanas para representar a mí país. Fue un sueño increíble para mí, algo hermoso, nunca me lo voy a olvidar. Y por último gracias al Futsal me fui a jugar tres meses a Italia y también fue algo muy positivo y lo disfrute al máximo”.

¿Que se siente representar a nuestra institución?

“Representar a USAR es algo muy lindo, ya que jugar en el club es algo especial tanto para mí como para todos los chicos del plantel. Tenemos un sentido de pertenencia que va más allá de los partidos, y nos hemos ganado un reconocimiento en la ciudad y en el país que nos es muy gratificante. Amamos este club y tratamos siempre de dejarlo lo más alto posible. Para nosotros es más que jugar al Futsal, sino que nos lo tomamos como si representaramos a Israel en la ciudad y tratamos de hacerlo siempre de la mejor manera es algo muy lindo pero implica mucha responsabilidad representar este escudo y estos colores, ya que el club para todos nosotros es nuestra casa”.

Defendió nuestros colores en el Nacional de clubes

A medidados de 2016, Solzi se constituyó figura y emblema de nuestro equipo tricampeón en forma consecutiva (llegó a acumular 46 partidos invicto) en Primera. Llegó a convertir 23 de los 70 tantos que nos dieron el campeonato. Así es como una tercera parte de nuestros gritos salieron desde sus pies. Impresionante marca que lo transformó en un goleador letal en torneos domésticos de la Asociación Rosarina y que obviamente lo posicionó como un jugador convocable para la Selección Argentina.

Luego participó del plantel que obtuvo el tercer puesto en la octava edición del Torneo Nacional de Futsal, en Rosario (organizado por la ARF). Y en esa oportunidad, el seleccionador nacional, Diego Giustozzi, estuvo presenciando los partidos y se supone que allí puso los ojos en nuestro crack.

De Selección

Acto seguido Martín vivió en julio de 2016 una experiencia única al ser convocado para ir de gira con el Seleccionado con el que disputó 4 partidos en Brasil ante el combinado local. Posteriormente la Argentina se proclamaría campeona del mundo por primera vez en la historia en Colombia.

Anécdotas de una experiencia inolvidable

Martín siempre cuenta que se enteró de esa convocatoria “a través del grupo de Whats App de nuestro equipo”. “Uno de los chicos subió una foto al Twitter y yo al principio no le creía. Pero me llamó para confirmarme”, dice e inmediatamente rememora la emoción de aquel día: “Fue tan grande lo que sentí que fue inolvidable. Me puse a gritar en mi casa pensando que estaba solo pero desperté a mi hermana que mucho no entendía qué pasaba. Llamé a mis viejos y como no me pude comunicar, me fui a visitar a mis abuelos y contárselo para compartir con ellos la alegría”. Y admitió, que entre otras cosas locas que le pasaron en ese tiempo, “la noche anterior a conocer la nómina había soñado con Giustozzi”. Y enseguida remarcó que no se esperaba el llamado y agradeció a sus compañeros ya que “sin ellos, no podría haberlo conseguido. Es mérito de todo el grupo”.

Coherente tanto con sus palabras como con sus actos dentro de la cancha, Martín cerró la nota reconociéndole el mérito a sus compañeros. Eso lo pinta de cuerpo entero como un jugador completo también como persona. Figura dentro y fuera de la cancha.